HEGOA

Web 2.0

Instituto de Estudios sobre Desarrollo y Cooperación Internacional

Nazioarteko Lankidetza eta Garapenari Buruzko Ikasketa Institutua

Institute for International Cooperation and Development Studies

La cooperación pública vasca realizó en 2019 un desembolso de 68,5 millones de euros

imagen En 2019 las principales instituciones vascas de cooperación para el desarrollo destinaron 68,5 millones de euros a 863 iniciativas de las que 554 se iniciaron en dicho ejercicio. Así lo recoge el Portal de la Cooperación Pública Vasca, que recoge información del Gobierno Vasco, las tres diputaciones forales, los ayuntamientos de las tres capitales vascas y Euskal Fondoa.

El grupo de investigación sobre coherencia de políticas para el desarrollo y la cooperación internacional del Instituto Hegoa promovió la puesta en marcha de esta herramienta y supervisa su actualización anual.

Las cifras globales de 2019 se asemejan mucho a las del ejercicio anterior, en el que el desembolso fue ligeramente mayor alcanzando los 69,5 millones de euros.

El portal permite tener una visión de conjunto de las iniciativas de solidaridad que se acompañan desde las instituciones públicas mencionadas y que son las que mayor volumen de fondos públicos dedican a la cooperación al desarrollo en el ámbito de la CAPV. Desde 2014 hasta la actualidad – años que abarca la base de datos de la herramienta- las instituciones han comprometido alrededor de 371 millones de euros.

El portal permite analizar la distribución geográfica de los fondos ejecutados en 2019: un 24% se destinaron a Sudamérica; otro 24% a Centroamérica, México y Caribe; un 20,5% a África; otro 20,5% a Europa; un 8% a Asia, y un 3% a iniciativas multipaís o de ámbito internacional.

Los países a los que se ha destinado un mayor volumen de fondos a iniciativas de cooperación para el desarrollo y acción humanitaria han sido Guatemala (8,2%), Perú (7%), Colombia (6,4%), El Salvador (5,6%), Bolivia (5,3%), Ecuador (4,2%), Senegal (4,2%), Palestina (2,9%), Cuba (2,8%), República Democrática del Congo (2,8%) y la República Árabe Saharaui Democrática (2,4%).

En cuanto al porcentaje de fondos destinado a Europa (20,5%), en su mayoría se ha destinado a proyectos de educación para la transformación social y atención a personas refugiadas y migrantes afectadas, en su mayoría, por la crisis humanitaria en las fronteras europeas.